domingo, 17 de octubre de 2010

El abanico de Seda (Lisa Lee)


China, primera mitad del siglo XIX, cuando y donde sentían que era mejor tener un perro que una hija (y desgraciadamente creo que aún quedan rincones donde siguen pensando así). Ahí se desenvuelve esta historia de dos de aquellas niñas, Flor de Nieve y Lirio Blanco, desde su infancia hasta su vejez.

La autora no ahorra detalles. No olvida el cruento vendado de los pies de la mujer para poder agradar más a sus esposos y poder optar a una familia de mayor estatus. No olvida el aislamiento al que se sometía a la mujer, que vivía prácticamente todo el día en la habitación de arriba, sin poder hablar apenas del mundo exterior (el mundo de los hombres). No olvida el nu shu, el lenguaje secreto de aquellas mujeres, que hace de hilo conductor de las vidas de Flor de Nieve y Lirio Blanco.

Una novela tierna y dura a la vez. Blanda en ocasiones, pero rápida de leer, mostrando una muy correcta evolución personal de estas mujeres conforme envejecen. Una historia casi más de amor eterno que de amistad, a través de los golpes de una vida muy difícil que afectaba distintamente a cada una, pero hasta aquí puedo leer para no estropear los últimos capítulos, de una sensibilidad sublime, donde se nos recuerda que todos somos humanos, donde se nos recuerda cómo solemos actuar los humanos... y no digo más.

Resumiendo: una bella novela de lectura fácil si tienes un corazón fuerte, aunque te lo rompa al final

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada